CONSEJOS PRÁCTICOS PARA ELEGIR TU GUITARRA FLAMENCA

Hola amigos,

Este artículo a modo de consejo y ayuda, lo queremos dedicar en especial a todos los seguidores flamencos de nuestra web, e incluso a empresas de venta de guitarras en todo el mundo que nos conocen y que con muchas de ellas compartimos opinión y criterio de cómo escoger una buena guitarra flamenca.

Dejando de un lado el tema comercial y basándonos en nuestras experiencias diarias en este maravilloso mundo de la guitarra flamenca artesana, deseamos que las personas que se inician y las que de alguna forma han sido mal asesoradas por “profesores asalariados” de fábricas de guitarras o por esas empresas que venden guitarras, a las que denominamos “vendedores de guitarras de temporada” al igual que si de ropa de temporada se tratara, puedan conocer las razones y opiniones de un profesional del mundo de la guitarra flamenca de verdad, con el único objetivo de poder ayudar a evitar errores y engaños en este mundo del marketing, que por desgracia cada día es más agresivo y despiadado. De esta forma podréis disponer de amplios conocimientos para decidir la elección de una u otra guitarra en función de vuestro presupuesto y gusto personal.

Por todo esto, nuestro artículo no debe relacionarse con el comercio de una o dos firmas, este artículo está fundamentado en la base de nuestros conocimientos y experiencia de muchos años y el estudio sobre guitarras nuevas y usadas, en lo que se refiere a medidas de escalas y altura óptima de cuerdas que debe tener una guitarra para poder afirmar que ésta es cómoda. En este artículo también queremos defender el gran número de buenos y excepcionales artesanos que trabajan o han trabajado en España, en Europa y en todo el mundo, para que de esta manera sirva de asesoramiento, de lo contrario este artículo se convertiría en una farsa comercial muy elaborada para reconducir a los posibles clientes, hacia los productos que mayor margen comercial nos reportasen. Son muchas las empresas que por no haber podido obtener el descuento que desean de esos artesanos de la guitarra, que realizan un trabajo maravilloso y ofrecen sus instrumentos con una relación calidad/precio inmejorables, no los mencionan ni recomiendan, ocasionándoles un perjuicio injusto.

Desde Solera Flamenca apostamos por una política y forma de trabajo distinta, pues creemos que nuestro negocio y beneficio, debe basarse en un verdadero y desinteresado asesoramiento para el cliente y no en el engaño oportunista.

Tema 1: SONIDO DE UNA GUITARRA FLAMENCA

El sonido de una guitarra flamenca es quizás el punto más controvertido a tratar, pues el gusto personal será el factor determinante a la hora de decidirse por una u otra guitarra. Por norma general, en una guitarra flamenca, podemos escuchar un sonido menos claro y nítido que en una guitarra clásica y ello es debido a que los bordones (cuerdas 4º,5º y 6º) deben de cerdear (en su justa medida) de forma que el sonido queda  “roto”, de forma comparable al que podríamos escuchar en el “quejío” de un cantaor, los tiples en cambio (cuerdas 1º,2º y 3º) deben mostrar siempre un sonido limpio y libre de cerdeos. Queremos destacar y puntualizar que la guitarra debe tocarse con la pulsación habitual para evitar un exceso del cerdeo que se produce con una pulsación ejercida con demasiada potencia sobre las cuerdas.

Respecto a los bordones, podríamos dividir el sonido en dos grandes grupos: los bordones profundos y los bordones brillantes. Una gran guitarra tiene siempre un equilibrio perfecto entre estas dos cualidades, la profundidad es el sonido que sale desde el interior de la guitarra haciéndola vibrar, en cambio el brillo es un sonido más superficial y que otorga al instrumento ese sonido a “metal” tan bonito y necesario en una buena guitarra flamenca.

En los tiples podemos diferenciar entre dulces/cálidos y los que por el contrario son brillantes y agresivos. En cualquiera de estos dos grupos encontraremos cualidades a valorar como son: el sustain ( duración de una nota después de pulsarla ), riqueza en armónicos a lo largo del diapasón, el volumen y proyección de sus notas… que nos harán decantarnos por una u otra guitarra dependiendo de nuestras preferencias y del sonido que mejor resulte de nuestro estilo de toque, puesto que una persona con un toque en el que predominen rasgueos y pulgar le será conveniente una guitarra con un sonido muy distinto al que necesitaría  una persona con un estilo más lírico y expresivo en el que predominen los silencios y espacios entre notas, donde el sustain y los armónicos que desprenda la guitarra serán factores determinantes y a tener en cuenta, puesto que con estos su música se verá favorecida de manera considerable. De este modo, concluimos afirmando que es muy difícil recomendar que tipo de sonido es mejor que otro en una guitarra, ello dependerá exclusivamente del gusto personal del guitarrista y de su particular forma de tocar el instrumento.

TEMA 2: LONGITUDES DE ESCALA Y FORMAS GEOMÉTRICAS DEL MÁSTIL

Nunca hablaremos de medidas exactas en cuanto a la escala del mástil (650 mm, 660 mm, 670 mm,…) ni formas o grosores de los mismos, para recomendar cual es la mejor medida, pues la anatomía de cada persona y de sus manos es distinta, así como sus medidas, eso sería un falso asesoramiento para el cliente, conduciéndole hacia el instrumento que queremos vender.

Nuestro trabajo nos permite contactar frecuentemente con muchos artesanos de la guitarra, guitarristas profesionales y aficionados a los que las longitudes de las escalas del mástil o diapasón les resultan un tanto indiferentes, acomodándose fácilmente a las mismas, pues entre una guitarra con una escala de 670 mm a una de 650 mm, solo existen 20 mm de diferencia que repartidos entre todos sus trastes, representa una mínima distancia a la que es fácil adaptarse, el artesano construye sus guitarras con diversas plantillas y es el cliente quien tiene la posibilidad de elegir entre una u otra longitud de escala.

Nunca podremos decir que un guitarrero construye todas sus guitarra con una escala “estándar” y válida para cualquiera porque realmente el artesano hace la guitarra según las necesidades y preferencias del cliente, sea este una empresa o un particular. Así pues, el factor de más peso a la hora de escoger entre una guitarra con una u otra escala queda reducido a los gustos y preferencias del guitarrista y nunca del vendedor.

TEMA 3: DISTANCIAS ENTRE CUERDAS Y ALTURAS NORMALES

Este es también un tema muy sutil a tratar. Hay que puntualizar que cuando hablamos de alturas de cuerda nos referimos a la distancia de separación entre la cuerda y el traste doce y entre la cuerda y la guitarra en la zona del puente.

Este es también un tema muy sutil e interesante a tratar. Al igual que lo tratado en el tema 2, no podemos hablar de medidas exactas, si observan y comparan las distintas medidas y alturas de las cuerdas en las diversas guitarras de nuestra web, observarán que son muy parecidas entre sí pero con pequeñas variaciones, incluso en guitarras del mismo artesano y modelo. A lo largo de los años han pasado por mis manos guitarras con alturas y distancia de cuerda muy diversas, guitarras con 10 mm de altura entre las cuerdas y el puente y 2,5 mm de altura en el traste 12, que me han resultado comodísimas y guitarras con 8 mm en puente y 3 mm en traste 12 con las que me he sentido incómodo y sin embargo a otros guitarristas les han parecido muy cómodas, por lo que volvemos a comentar y precisar que cada guitarrista es diferente y que la comodidad de una guitarra con una u otra altura de cuerdas, depende de muchos factores.

Por supuesto que debemos considerar las alturas que presentan las cuerdas en determinados puntos de la guitarra y que estén dentro de una normalidad que oscila entre los 2,5 y los 3,2 mm de altura en el traste 12 y entre los 7 y 10 mm en el puente, sin ser una mejor que otra, esto lo decidirá el propio guitarrista.

Estas medidas podrán variar según el tipo de construcción del instrumento por el guitarrero y en la que intervienen muchos factores como, la solera utilizada, la densidad natural de la madera utilizada, etc. y el propio factor humano, pues tratándose de guitarras artesanas, pueden variar en distancias y alturas unas de otras. El paso de los años y las condiciones climáticas (calor, humedad, cambios de temperatura) tensión de las cuerdas utilizadas, etc. pueden causar variaciones importantes en el instrumento, dependiendo también de la calidad de los materiales utilizados. En los instrumentos construidos por artesanos de reconocido prestigio, por su experiencia y selección de materiales y maderas curadas de primerísima calidad, es menos frecuente que sufran alteraciones con el paso de los años.

Si alguien os dice que una guitarra nueva es mejor compra que una guitarra usada  y lo argumenta diciendo que en estas últimas suele ser habitual y necesaria la intervención de un guitarrero para retocar el diapasón, el ébano o algo más tomad precauciones, pues es mentira, la mayoría de las guitarras usadas que encontramos están perfectas en un 95% de las ocasiones y no han sufrido movimientos de ningún tipo en su mástil y no es necesaria ningún tipo de intervención (incluso en guitarras de más de cien años de antigüedad), de hecho lo normal es esto, que el mástil permanezca en su lugar siempre que no sea debido a que el anterior propietario prefiriese y utilizase durante muchos años una tensión superior a la habitual (aumentando de esta manera el riesgo de que el mástil se arquee), de cualquier forma esto podría solucionarse de muchas maneras que aquí no es necesario explicar, aunque ante una situación de estas características nosotros preferimos dejar pasar la oportunidad de comprar esta guitarra, pues el tipo de reparación que se precisa para solucionar el problema suele alterar la calidad de su sonido original y en cuyo caso recomendamos comprarla a un precio inferior de la cotización que cada artesano tiene en el mercado, tema que también trataremos en este artículo.

Respecto a la mejor manera de conocer que guitarra resulta más cómoda para uno mismo, no hay mejor forma que tener la oportunidad de poder probar distintas guitarras con diferentes alturas de cuerdas, longitudes y, a ser posible, procedentes de diversos artesanos, con la finalidad de poderlas comparar y apreciar cuál de ellas se ajusta con mayor comodidad a nuestro tipo de toque y pulsación para concluir con la elección más acertada.

Ello solo es posible cuando se dispone de la oportunidad de probar una amplia variedad de guitarras de diferentes épocas y guitarreros, como así puedes realizarlo en Solera Flamenca o visitando los talleres de los guitarreros que en ocasiones disponen de alguna guitarra construida para alguno de sus clientes y pendiente de entregar que podrías probar, o bien alguna guitarra fuera de venta y a modo de modelo de muestra para prueba de los clientes que visitan el taller del artesano guitarrero, del que siempre recibirás un trato cordial e incluso en muchos casos, te ofrecerá la posibilidad de seguir el proceso de construcción de tu propia guitarra con su extensa gama de variantes y particularidades, es esta una bonita experiencia para poderla disfrutar. Un buen artesano, nunca te recomendará nada sin antes haberte escuchado y conocer lo que realmente estás buscando, tus necesidades, tus gustos y preferencias que a diferencia de algunas empresas o negocios de este sector, basan su objetivo en la venta de lo que a ellos les interesa o tienen disponible sin asesoramiento ni consejo alguno, para lo cual te recomendamos los siguientes pasos:

PASO 1: Preguntar a amigos aficionados o profesionales con experiencia e informarte a través de las redes sociales, foros etc.

PASO 2: Contacta con las primeras empresas, más serias y profesionales del sector de la guitarra flamenca, con amplia experiencia adquirida y basada en un estudio de mercado y situaciones vividas en este campo que como nosotros, puedan demostrar a sus clientes que lo más importante es conseguir una guitarra con la que se sientan plenamente satisfechos aunque esta adquisición no la realicen en nuestra empresa.

PASO 3: Saca tus propias conclusiones, teniendo siempre en cuenta que un vendedor que te aconseje con sinceridad y de corazón siempre mostrará un gran respeto hacia los guitarreros, nunca olvidemos que el artista o maestro es el guitarrero y no el vendedor. El vendedor solo podrá ajustar la guitarra a gusto y preferencias del cliente, cualquier merito que quiera atribuirse este sobre el instrumento, ya sea diciendo que la mejora es el resultado de los ajustes que el haya podido hacer o que es gracias a los consejos que él ha dado al guitarrero, lo podemos considerar una falta de respeto hacia el artesano.

Para evitar confusiones y malos entendidos, queremos dejar bien claro que las guitarras artesanas de un mismo constructor que puedas encontrar en una u otra empresa o tienda, no son mejores ni peores en el sentido de que en una tienda son superiores en calidad y en la otra inferiores, esto es totalmente falso y solo atribuible al interés de una determinada empresa, de desprestigiar con falsedades a la de su competencia y esto sucede tanto con guitarras nuevas como usadas del mismo artesano. Con ello queremos alertar sobre estos falsos argumentos del vendedor para conseguir la venta de un instrumento.

Todas las guitarras nuevas, son ajustadas por el artesano que les ha dado vida conforme a sus patrones y dejándolas de forma que el cliente tenga la opción a un final reajuste de medidas acorde con las especificaciones concretas del mismo. Ello es habitual en las guitarras nuevas, sujetas a un final y sencillo reajuste para adaptarla a las preferencias del guitarrista, tarea que recomendamos la realice el propio artesano a fin de evitar algún desperfecto que pudiera producirse por falta de experiencia. Nosotros o cualquier empresa seria y profesional que vende una guitarra flamenca, debe poder contar con su artesano de confianza cercano para realizar satisfactoriamente estos trabajos.

TEMA 4: CONOCER LA COTIZACIÓN DE UN INSTRUMENTO PARA  ASEGURAR  NO PERDER VALOR EN EL FUTURO

Un tema éste de gran interés y sutileza para tratarlo también con otras empresas pues quien conoce nuestra política de precios, sabrá de las cotizaciones reales de cada instrumento y en caso de no encontrar en nuestra web a un determinado artesano, le recomendamos contacte con nosotros a fin de informarle y asesorarle al respecto, pues aunque no es frecuente suele, de vez en cuando, aparecer alguna guitarra de las que denominamos “fantasma” (guitarras de fábrica con etiquetas de artesanos) o de guitarreros con poca experiencia, ofreciendo sus guitarras de baja calidad, muy distantes todos ellos de la selectividad que mantenemos y por la que trabajamos en Solera Flamenca, por lo que no incluimos un apartado que indique GUITARRAS ARTESANAS DE ESTUDIO que sería el lugar donde deberían estar expuestas.

Al respecto de las cotizaciones, no podemos ofrecer datos concretos ni predecir el futuro con tendencia al alza. Por toda nuestra experiencia y basándonos en un extenso estudio sobre precios de venta, hemos podido constatar el notable incremento de precios de las guitarras flamencas de maestros artesanos desde los años 20 hasta la actualidad. No olvidemos que una guitarra artesanal no es un producto de moda y que se revaloriza con el paso de los años, en función de su estado de conservación original, calidad del instrumento y por supuesto del reconocido nombre del artesano. Por todo ello podemos garantizar al cliente que la compra de una guitarra artesana es una inversión segura a corto y largo plazo.

Una guitarra nueva de un artesano guitarrero, siempre tendrá un precio de coste superior a una usada del mismo guitarrero que está en activo, luego el precio oscilará basado en el que tenían sus guitarras usadas cuando construía y aumentará el precio o bajará el mismo, dependiendo de la calidad de estas y de las unidades disponibles en el mercado de reconocidas y prestigiosas firmas. Cabe señalar también que en ocasiones, el valor en el mercado de algunas firmas de guitarras puede verse manipulado por campañas de marketing, en las que aparecen los nombres e imágenes de famosos guitarristas y concertistas con guitarras de esas firmas a modo de promoción y a cambio de guitarras a coste cero, recomendamos tenerlo muy en cuenta a la hora de elegir una determinada guitarra flamenca.

Os animamos a visitarnos en Solera Flamenca, o tratar con otra empresa que disponga de una gran variedad y selección de guitarras de diversos artesanos y épocas, de esta forma podrás ver y apreciar la realidad sobre cotizaciones y asesoramiento útil y necesario para la selección de una guitarra flamenca a la altura de tus expectativas y posibilidades.

(El guitarrista Antonio Moya y Ángel Luís Cañete probando guitarras en Solera Flamenca)

Después de estudiar, informarme, hablar con artesanos de la guitarra, escuchar opiniones diversas, disfrutar de la guitarra en reuniones con excelentes guitarristas profesionales, muy buenos aficionados y con la mayoría de los mejores guitarreros y durante más de 18 años que llevo en el estudio del toque, el de la construcción de la guitarra flamenca artesana española y artesanos desde la época de Don Antonio de Torres Jurado, esta es mi reflexión y conclusión:

Si desprestigiamos y no somos capaces de ayudar y colaborar de una forma u otra, directa o indirectamente con todos los artesanos guitarreros a los que gracias a sus esfuerzos y eterno aprendizaje e investigación podemos disponer con orgullo de una importante y selectiva lista de firmas en el mercado y pasamos a reconocer por un interés económico personal a sólo dos o tres firmas, estamos en contra de nuestros propios intereses y de este maravilloso oficio artesanal, el de ¨Guitarrero” que pone toda su alma y conocimientos de sus antecesores maestros y muchos años de cotidiano trabajo para brindarnos la posibilidad de que podamos elegir nuestra mejor guitarra flamenca de entre todos ellos, bien sea nueva o usada.

Finalizo este artículo, con las gracias y el deseo de que los comentarios y consejos que os expongo, sirvan de ayuda para la elección y selección de la guitarra flamenca que deseas.