Guitarras Manuel Ramírez

Guitarras Manuel Ramírez

Manuel Ramírez aprendió el oficio de guitarrero de la mano de su hermano mayor (José Ramírez I). Allá por el año 1891, y a la edad de 27 años, decidió independizarse. En un primer momento su idea era establecerse en París, y al comunicárselo a José, éste le ayudó a realizar su proyecto. Pero no se sabe la razón por la que Manuel cambió sus planes y terminó instalándose en el nº 24 de la madrileña calle de la Cava Baja, lo cual sembró la enemistad entre los dos hermanos sin que llegasen a aclarar la situación en vida. Después de estar un tiempo en la calle de la Cava Baja, Manuel trasladó su taller a la plaza de Santa Ana nº 5, y más adelante a la calle Arlabán nº 10, donde se instaló definitivamente. En poco tiempo logró alcanzar un gran prestigio, no sólo como constructor de guitarras, sino también de violines y otros instrumentos de cuerda. Fue nombrado luthier del Real Conservatorio de Madrid. Asimismo continuó la escuela de luthiers iniciada por su hermano, siendo el responsable de la formación de algunos de los guitarreros más importantes de la historia como Santos Hernández, Domingo Esteso o Modesto Borreguero.